¡El mejor vegetal para los huesos para dejarlos fuertes como el roble!

Rico en agua y bajo en calorías, el pepino es conocido por sus propiedades medicinales desde la antigüedad. Desde los tratamientos para la piel hasta la ayuda para combatir el cáncer, este alimento -que muchos consideran indigesto- debería formar parte de un menú diario saludable.

Fuente de vitaminas A, C, K y J y varias del complejo B, es excelente para la visión, los huesos, la inmunidad, el hígado y los músculos. Versátil, es un excelente ingrediente para aromatizar aguas, confeccionar ensaladas, guacamole, tahine, pesto e incluso como acompañamiento de carnes.

Conozca siete beneficios del pepino que no se pueden ignorar:

Protege los huesos

El nutriente numeró 1 de esta verdura es la vitamina K, eficaz para la salud de los huesos. Por ello, varios estudios han relacionado los niveles bajos de K con la osteoporosis y el aumento del riesgo de fracturas.

Mejora la salud cardiovascular

Los pepinos contienen muchos antioxidantes, entre ellos los flavonoides, que se sabe que protegen contra las enfermedades del corazón. Del mismo modo, las semillas también pueden ser beneficiosas: en un estudio publicado en Estados Unidos, un pequeño grupo de personas con grasas en sangre ligeramente elevadas consumía diariamente extractos de semillas de pepino secas. Así, después de seis semanas, experimentaron una serie de cambios favorables, como la disminución del colesterol total, la disminución del colesterol «malo» LDL, el aumento del colesterol «bueno» HDL y la disminución de los triglicéridos.

Hidrata

Un pepino medio contiene 194 gramos de agua. Así, añadir la verdura al agua también añade sabor, lo que puede ayudar a aumentar aún más la ingesta del líquido y así mantener el cuerpo hidratado.

Ayuda a controlar el peso

Este vegetal es muy bajo en calorías y contiene mucha fibra. Media unidad de esta verdura aporta una cuarta parte de las calorías de una manzana de tamaño medio. Por otra parte, de los cuatro gramos de hidratos de carbono totales que contiene el pepino, uno y medio son de fibra, que ayuda a promover la saciedad.

Puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer

Junto con las semillas de lino y sésamo, la col, el brócoli, el repollo, las fresas, los albaricoques y otros alimentos vegetales, los pepinos contienen una sustancia natural llamada lignanos. Con ello, las bacterias del tracto digestivo convierten los lignanos en compuestos que se unen a los receptores de estrógeno. Por ello, algunos estudios preliminares sugieren que pueden proteger contra los cánceres relacionados con los estrógenos, incluidos los de mama, ovario, útero y próstata.

Calma la piel

Colocar una rodaja de pepino en los ojos hinchados tiene mucho sentido. La pulpa del pepino está compuesta principalmente por agua, vitamina C y ácido cafeico, una sustancia química natural que tiene propiedades antiinflamatorias. La combinación provoca un efecto calmante en la piel, reduce la irritación y la hinchazón.

Combate el mal aliento

Una causa común del mal aliento es el olor que se produce cuando las bacterias atacan a las partículas de comida atrapadas. El jugo de los pepinos, así como la producción de saliva que se desencadena al masticar, ayuda a limpiar la boca y a eliminar estas sustancias. Mira el video para más detalles de como usar el pepino para cuidar tus huesos:

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: