Trucos para aliviar el dolor de cuello y hombros en muy poco tiempo

¿Quién no ha tenido alguna vez los músculos doloridos después de un largo día de trabajo? ¿O ha dormido mal y se ha despertado con dolor al día siguiente? El dolor de hombros y cuello es una queja muy común en las consultas médicas y clínicas de fisioterapia. De hecho, esta condición física causa estrés, trae mucho dolor y limita el movimiento.

El problema tiene numerosas causas: un esfuerzo o tensión muscular, agotamiento físico y mental, tiempo prolongado frente al monitor del ordenador, mala postura al sentarse, al conducir y al dormir, entre otros factores. Sin embargo, la aparición de este síntoma puede estar relacionada con condiciones clínicas más graves. Para ayudarle a deshacerse de este problema, le presentamos aquí algunos consejos sobre cómo aliviar el dolor en el hombro y el cuello. Siga leyendo.

¿Cuáles son las principales causas del dolor de cuello y hombros?

Identificar la causa del problema es la mejor manera de combatirlo y evitar que vuelvan a aparecer. Compruebe, a continuación, las condiciones que son responsables de la aparición del dolor en la región de los hombros y el cuello.

Postura incorrecta:
¿Te mantienes erguido en este momento? Es muy común que la gente se descuide un poco durante el día y se siente agachada. Muchos de ellos tienen la mala costumbre de inclinar la cabeza hacia abajo cuando escriben en el ordenador, o bien se inclinan cuando utilizan el teléfono móvil, lo que les da un aspecto de jorobados.

Mala posición para dormir:
¿Quién no ha dormido nunca mal y se ha despertado con dolor al día siguiente? Lo peor es que lo hacemos inconscientemente y sólo nos damos cuenta del problema cuando ya estamos despiertos. Sepa que también es posible evitar este tipo de situaciones. Una buena idea es comprar una almohada adicional y colocarla entre las piernas para apoyar la columna vertebral y evitar que se sobrecargue con el peso del cuerpo durante toda la noche.

Tensión muscular:
La tensión muscular es una fatiga muscular extrema que provoca rigidez y espasmos frecuentes. Esta afección puede estar relacionada con varios factores, como el estrés, las preocupaciones, la postura incorrecta, la permanencia en la misma posición durante mucho tiempo, el sobreentrenamiento, entre otros aspectos.

Este síntoma puede aliviarse mediante el uso de compresas calientes de agua en la región afectada. Además, los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios también suelen aliviar las molestias y el dolor. Una buena idea es realizar algunos ejercicios ligeros para fortalecer los tejidos de esta región del cuerpo.

Bruxismo:
El bruxismo es una enfermedad que provoca el rechinar involuntario de los dientes durante el sueño. Esta contracción de la mandíbula ejerce una presión adicional muy fuerte sobre los músculos del cuello, que se sobrecargan. Así, el individuo puede sentir dolor al amanecer.

Tortícolis:
La tortícolis es un dolor agudo que impide que el cuello se mueva de forma amplia. La persona no puede mover los músculos y no puede moverse hacia los lados o hacia arriba y abajo. En este caso, lo ideal es acudir al médico lo antes posible y seguir al pie de la letra la medicación indicada. También puede utilizar una medida paliativa, que consiste en poner una compresa con agua caliente en la zona del cuello para aliviar el dolor.

Artrosis:
La artrosis es una enfermedad que provoca el desgaste de los discos situados entre las vértebras. Afecta principalmente a la columna vertebral y al cuello. Este problema puede ser consecuencia del envejecimiento natural o agravarse por factores externos: traumatismos, actividad física excesiva, obesidad, etc.

Artritis reumatoide:
La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que provoca fuertes dolores articulares en todo el cuerpo. Existen factores de riesgo que pueden conducir a la aparición de esta enfermedad, como la predisposición genética, la obesidad, el tabaquismo, las infecciones, la inestabilidad hormonal y otros elementos.

Hernia de disco cervical:
La hernia discal cervical es una enfermedad que provoca el desplazamiento del disco intervertebral, es decir, de la región entre las dos vértebras. Esta patología puede ser causada por el desgaste de la columna vertebral y también por una mala postura. El hecho es que provoca dolor en el cuello, que también puede irradiarse rápidamente a otras partes del cuerpo, como los hombros, los brazos y las manos. En estadios más avanzados, el paciente sufre adormecimiento de los músculos y dificultades para mover el cuello.

Meningitis:
La meningitis es una enfermedad grave que se manifiesta por la inflamación de las meninges, pequeñas membranas que tienen la función de cubrir y proteger el cerebro y la médula espinal. Esta patología provoca una fuerte rigidez del cuello acompañada de un fuerte dolor. Una de las principales características de la meningitis es la dificultad para poner la barbilla contra el pecho.

Tumores:
La aparición de tumores, benignos o malignos, en la columna vertebral y el cuello también puede ser la causa del dolor en la región y de otros síntomas, como bultos y rigidez de los músculos, que impiden el movimiento adecuado de la zona.

Obstrucción de las arterias:
La obstrucción de los vasos sanguíneos del cuello, como la arteria carótida, puede manifestarse mediante un dolor intenso en la cabeza y puede irradiarse hacia el cuello. Esta enfermedad se caracteriza por la obstrucción de la arteria causada por placas de grasa y coágulos. El diagnóstico debe realizarse lo antes posible para prevenir secuelas y evitar la evolución a un ictus – Accidente Cerebro Vascular.

¿Cómo aliviar el dolor en el hombro y el cuello?

Hay algunas formas de aliviar el dolor en esta región. Estos métodos suelen ser realmente eficaces. He aquí en el video algunos ejemplos:

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: