¡Signos que te indican que podrías tener hipertensión!

La hipertensión arterial es una enfermedad muy prevalente entre los brasileños, llegando a casi el 25% de la población total. Al tratarse de un problema silencioso, los síntomas de hipertensión arterial no se presentan o son prácticamente imperceptibles.

Normalmente, la presión arterial alta se descubre en una consulta de rutina, cuando el médico mide la presión arterial. Valores de presión superiores a 140 × 90 mmHg, medidos en dos momentos, son suficientes para considerar a una persona hipertensa.

En este artículo explicaré qué es la hipertensión arterial y sus principales causas, cuáles son los síntomas de la hipertensión arterial, por qué debe tratarse, cómo diagnosticarla, qué formas de tratamiento y cómo prevenirla. ¡Revisa!

La sangre es responsable de suministrar oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo. Para ello hay que bombearlo y recorrerlo por las arterias y sus ramas y, a la vuelta, pasar por las venas para volver al corazón. De esta forma, los músculos del corazón ejercen una fuerza y, por el contrario, los vasos ofrecen resistencia. La suma de estas fuerzas determina la presión arterial.

¿Qué es la presión arterial alta?

La presión es necesaria para proporcionar la distribución correcta de sangre en el cuerpo . Las presiones demasiado bajas, por ejemplo, pueden provocar una falta de sangre en el cerebro, provocando desmayos. Demasiado alto, aunque no siempre presentan síntomas, determinan una condición grave para el organismo.

Esto ocurre porque la sangre pasa con gran fuerza en los vasos y, por tanto, presiona sus paredes, lo que puede provocar aneurismas (bolsas de tejido más fino en los vasos) e incluso roturas, dando lugar a un accidente cerebrovascular. Esta condición también hace que el cuerpo sea más propenso a sufrir ataques cardíacos y problemas renales, entre otros.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

El primer paso para prevenir la presión arterial alta es saber qué puede causarla. ¡Vea, a continuación, cuáles son las principales causas de esta enfermedad!

De fumar

El cigarrillo está lleno de componentes nocivos para la salud. Además de tener carcinógenos, el humo que ingresa a los pulmones es capaz de liberar radicales libres, sustancias que actúan destruyendo y envejeciendo las células del cuerpo. Por lo tanto, las estructuras corporales importantes envejecen antes, como la arteria carótida, la arteria principal del cuello y otros vasos, lo que dificulta la circulación.

Además, se sabe que con cada calada, la presión aumenta momentáneamente debido a los compuestos del cigarrillo . Para las personas que fuman durante la mayor parte de sus días, esto puede convertirse en un problema real.

Estilo de vida sedentario

El estilo de vida sedentario es un factor de riesgo importante para la hipertensión. Esto se debe a que el sedentarismo promueve cambios vasculares, dejando los vasos más estrictos y perjudicando su adaptación a diferentes valores de presión arterial.

Además, las personas sedentarias suelen tener sobrepeso y un peor perfil de colesterol , que es un gran villano en este proceso. Eso es porque se acumula en las paredes de las arterias, dejándolas inflexibles y disminuyendo el espacio para que circule la sangre, lo que también aumenta la presión.

Sin embargo, los vasos permanecen con el mismo calibre, mientras aumenta el volumen sanguíneo. Esto determina una presión arterial más alta. Es por ello que la dieta para evitar la hipertensión arterial y para personas hipertensas es con un mínimo de sal y libre de productos industrializados, ya que suelen tener un alto contenido de la sustancia, además de otros componentes nocivos para la salud.

Alimentación

La sal es un punto clave en el equilibrio de la presión arterial. Las personas que abusan de la sustancia tienden a retener agua. Esta es una forma en que el cuerpo intenta compensar el exceso de condimento introducido a través de los alimentos .

Herencia

Actualmente, se sabe que el desarrollo de la presión arterial está ligado a algunos factores que no se pueden controlar, como los genes. Por lo tanto, las personas cuyos padres tienen una presión arterial superior a la ideal tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Sin embargo, los factores externos, como la dieta, el tabaquismo y el estilo de vida, tienen una gran influencia en la herencia. Un individuo con una predisposición genética a desarrollar hipertensión arterial puede, por ejemplo, posponer la aparición de la enfermedad adoptando un estilo de vida saludable.

¿Cuáles son los principales síntomas de la hipertensión arterial?

A continuación, he enumerado los cinco síntomas principales de la presión arterial alta para que los vigile. ¡Sigue la lectura!

  1. Dolor de cabeza
    El dolor de cabeza puede ser un indicio de que la presión es alta, especialmente en personas que no están acostumbradas a tener este síntoma.
  2. Zumbido en el oído
    Pueden surgir molestias en el oído, como ruidos y tinnitus, cuando la presión es demasiado alta.
  3. Dificultad para respirar
    La hipertensión arterial desencadena varios mecanismos de compensación en el cuerpo. Por lo tanto, pueden aparecer dificultad para respirar y una sensación de dolor en el pecho.
  4. Visión doble o borrosa
    Como la sangre circula a alta presión, su distribución puede verse comprometida, especialmente en el sistema circulatorio cerebral, que tiene vasos muy delicados. Así, pueden aparecer síntomas como visión doble o borrosa.
  5. Mareos
    Los mareos pueden surgir por la misma razón que antes, ya que la circulación sanguínea rápida puede comprometer la distribución de oxígeno. De esta manera, se deteriora la conciencia y el equilibrio.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas no son exclusivos de la hipertensión arterial y, en muchos casos, no aparecen en personas que padecen la enfermedad. Los signos suelen aparecer cuando los niveles de presión arterial son extremadamente altos, lo que representa un peligro para la salud.

Por lo tanto, cuando experimente alguna de las molestias mencionadas anteriormente, la recomendación es buscar atención médica para diagnosticar y tratar la afección lo antes posible. Puede ser que tenga la presión arterial alta, por lo que hay pocos cuidados.

¿Por qué deberíamos tratar la presión arterial alta?

La hipertensión arterial es muy prevalente en la población por ser una enfermedad silenciosa . Así, la enfermedad se suele descubrir en consultas de rutina o cuando los niveles de presión arterial son demasiado altos, provocando los síntomas de hipertensión arterial.

El problema es que, debido a la presión arterial alta, el individuo puede desarrollar otras afecciones graves, como problemas renales y oculares . Además, los eventos agudos como el accidente cerebrovascular y el infarto también son muy frecuentes en personas hipertensas.

¿Cómo diagnosticar y tratar la hipertensión arterial?

Cuando una persona siente los síntomas de la presión arterial alta, debe consultar a un médico. Lo primero que debe hacer es confirmar el diagnóstico. Para ello, la medición se realiza con dispositivos manuales o automáticos. De hecho, existen tecnologías que realizan 100 mediciones de presión durante aproximadamente 24 horas.

Si se confirma el diagnóstico, se debe prescribir un tratamiento y el paciente debe controlar periódicamente la presión. Para ello, lo ideal es tener un descanso previo de cinco minutos, permanecer en posición sentada y con la vejiga vacía, ya que la tensión del órgano puede provocar molestias y aumentar la presión.

¿Cómo prevenir la hipertensión arterial?

Si le preocupa su salud y desea prevenir la presión arterial alta, esté atento a las siguientes recomendaciones:

  • Evite abusar de la sal y los alimentos muy grasos;
  • Practicar actividades físicas con regularidad, como caminar;
  • No fumar;
  • Evite las bebidas alcohólicas excesivas;
  • Participar en actividades que sean placenteras y que lo hagan sentir bien. Así, es posible combatir las tensiones y el estrés cotidianos;
  • Duerma bien;
  • Preste atención a su peso. Es importante realizar un seguimiento para proteger su salud;
  • Tomar el sol todos los días, durante unos minutos y preferiblemente por la mañana o al final de la tarde. Es importante para la síntesis de vitamina D.

Ahora, sí, ya sabe cuáles son los síntomas de la presión arterial alta y la importancia de prestarles atención. Si experimenta algún malestar o malestar persistente con frecuencia, asegúrese de consultar a un médico. De hecho, las consultas médicas periódicas son fundamentales para investigar si todo está en orden, evitar complicaciones de salud y asegurar la eficacia de los tratamientos.

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: