Señales de que Tienes Parásitos y Remedios Naturales para COMBATIRLOS!

24 señales de que tienes un parásito y remedios naturales para deshacerte de ellos.

Los parásitos pueden afectar a cualquiera, y son más comunes en los países desarrollados de lo que se piensa. Aprenda cómo puede curarse de una infección parasitaria, de forma natural.

Podemos considerar los parásitos como un problema asociado a las comunidades subdesarrolladas, pero las infecciones parasitarias son mucho más comunes de lo que se piensa.

Las infecciones parasitarias causan una serie de síntomas, algunos de los cuales son inesperados. Pueden causar el típico malestar digestivo, pero cosas como la fatiga, la anemia y los problemas de la piel también son muy comunes.

Continúa leyendo para saber más sobre los parásitos y cómo puedes protegerte o curarte de una infección parasitaria.

¿Qué son los parásitos?

Existen varios tipos diferentes de parásitos, tres de los cuales causan enfermedades en los seres humanos.

Los protozoos: Los protozoos se consideran organismos unicelulares, pero tienen la capacidad de multiplicarse en los humanos. (2) Este tipo de parásito no es visible a simple vista.

La infección puede ser transmitida de una persona a otra a través de alimentos o agua contaminados, o a través de un mosquito que puede haber transportado sangre de un portador infectado. Hay cuatro grupos diferentes de protozoos, entre ellos la sarcodina, la mastigophora, la ciliofora y los esporozoos.

Helmintos: Los helmintos son mucho más grandes que los protozoos y pueden ser vistos sin un microscopio. No son capaces de multiplicarse en el cuerpo como los protozoos una vez que maduran.

Este grupo de infección parasitaria incluye gusanos planos, gusanos redondos y gusanos de cabeza espinosa.

Ectoparásitos: Los ectoparásitos se refieren a cosas como garrapatas, pulgas, piojos o ácaros. Todos estos son organismos que se meten en la piel y pueden transmitir enfermedades.

24 Síntomas de una infección parasitaria de la que hay que estar atento.

Si cree que puede tener un parásito, hay muchos síntomas que querrá tener en cuenta. Estos síntomas van más allá de las molestias digestivas, y algunos de ellos a menudo se pasan por alto.

Sin embargo, si tiene más de uno de estos síntomas y son persistentes, puede que sea el momento de hablar con su médico sobre una infección parasitaria.

1. Estreñimiento: Las infecciones parasitarias protozoarias son notorias por causar estreñimiento, y también están relacionadas con la enfermedad de Chagas, una infección parasitaria causada por un triatómino infectado.

2. Diarrea: Uno de los síntomas más comunes de una infección parasitaria son las frecuentes idas al baño con diarrea acuosa.

3. Picazón rectal o vaginal: Estas infecciones pueden presentarse con picor rectal o vaginal, y esto es especialmente cierto con las infecciones de parásitos de oxiuros.

4. Sentimientos de hambre constante: Si tienes una tenia, la lombriz puede estar comiendo la comida que consumes, haciéndote sentir anormalmente hambriento.

5. Fatiga constante: La fatiga extrema, incluso después de dormir bien, puede estar relacionada con una infección parasitaria. El parásito de la giardia es especialmente conocido por causar fatiga.

La Giardia es un parásito intestinal que puede causar el síndrome de fatiga crónica si la infección no se trata durante un período de tiempo prolongado.

6. Anemia: Las infecciones de gusanos como el anquilostoma y el gusano látigo se han relacionado con la anemia.

7. Eccema: La dermatitis atópica, también llamada eczema, puede estar relacionada con los parásitos. Si sufres de eccema crónico, considera hacerte una prueba para detectar una infección parasitaria.

8. Urticaria: Los estudios han encontrado que las infecciones parasitarias pueden causar problemas de la piel como la urticaria.

9. Generalmente la piel pica: Además del eccema y la urticaria, los parásitos pueden causar un sarpullido que puede provocar picor en la piel. Esto se debe a que los parásitos intestinales pueden inducir respuestas alérgicas en el cuerpo.

10. Ansiedad: Se han vinculado infecciones parasitarias específicas como el toxoplasma gondii a los trastornos de ansiedad.

11. Dolor abdominal: Si el parásito vive en los intestinos, no es raro que la infección provoque dolor abdominal.

12. Dolores musculares y articulares: Los dolores musculares y articulares pueden ser el resultado de una infección parasitaria e incluso pueden causar artritis reactiva.

13. Problemas digestivos persistentes después de una intoxicación alimentaria: Si usted tuvo un ataque de intoxicación alimentaria y su salud digestiva nunca se recuperó, puede ser porque usted está sufriendo de una infección parasitaria.

14. «Diarrea del viajero» prolongada: La diarrea que dura mucho después de viajar suele estar vinculada a un parásito protozoario o helmíntico.

15. Reducción de la absorción de micronutrientes: Si los parásitos no son tratados, puede llevar a deficiencias de nutrientes. Esto se debe a que un parásito intestinal consume todos los micronutrientes que ingiere.

16. Sangre en las heces: Los parásitos tienen el potencial de causar hemorragias intestinales, que pueden llevar a la sangre en las heces. Algunas infecciones parasitarias también se han relacionado con la causa de la diarrea con sangre.

17. Poco apetito: La falta de apetito puede producirse en algunas infecciones parasitarias, en particular la ascariasis, un tipo de infección por ascárides.

18. Gasolina frecuente: Los gases frecuentes suelen ser un síntoma de parásitos intestinales, junto con el estreñimiento y la diarrea.

19. Pérdida de peso: Los parásitos como las tenias pueden llevar a la pérdida de peso porque el parásito que reside en los intestinos consume la comida.

20. Tos u otros síntomas respiratorios: Si tiene un parásito que vive en sus pulmones, es posible que sufra de síntomas respiratorios. La tos y la falta de aliento son los más importantes a tener en cuenta.

21. Extraño flujo vaginal: Un parásito de transmisión sexual llamado trichomonas vaginalis puede causar un flujo vaginal extraño. Puede ser amarillo o verde, y tener un olor a pescado.

22.Deshidratación: Como muchas infecciones parasitarias provocan diarrea acuosa, es más fácil deshidratarse cuanto más se vaya al baño.

23. Dolor de cabeza: Las infecciones parasitarias, y especialmente las infecciones como la toxoplasmosis, pueden provocar dolores de cabeza.

24. Ganglios linfáticos inflamados: La inflamación de los ganglios linfáticos es otro síntoma común de la toxoplasmosis, una infección parasitaria protozoaria, ya que esta infección produce síntomas similares a los de la gripe.

Cómo eliminar naturalmente un parásito.

Si bien el diagnóstico de una infección parasitaria puede ser aterrador, la buena noticia es que hay muchos remedios naturales que ayudan a promover la curación.

Hágase las pruebas y el diagnóstico.

El primer paso es hacerse la prueba. Si tiene alguna razón para pensar que puede tener un parásito, hable con su médico.

Su médico puede verificar la presencia de parásitos mediante análisis de heces, análisis de sangre, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, e incluso endoscopias o colonoscopias.

Pruebe el apoyo herbal.

Si se le ha diagnosticado una infección parasitaria, siga las instrucciones de su médico para tratar el problema. También puede consultar a su médico acerca de los suplementos que se sabe que ayudan a combatir un parásito en su origen, como estos:

Ajo: Se sabe que la alicina, el componente activo del ajo, ayuda a combatir los parásitos intestinales.  Intente añadir ajo fresco a su dieta para ayudar a combatir una infección parasitaria y, al mismo tiempo, reforzar su sistema inmunológico.

Nuez negra: La nuez negra tiene propiedades antisépticas, germicidas, laxantes y antiparasitarias. Cuando se usa, la cáscara de nuez negra puede ayudar a combatir las infecciones parasitarias y a reducir el estreñimiento.

Clavo de olor: El aceite esencial de clavo es una poderosa opción de tratamiento natural cuando se trata de combatir una infección parasitaria. El clavo contiene eugenol y cariofileno, que pueden ayudar a evitar la infección. Los estudios han encontrado que el clavo es muy eficaz para protegerse de los gusanos, hongos, bacterias, la sarna y la tuberculosis.

Orégano: El orégano se ha usado durante mucho tiempo como un antibacteriano natural, pero también puede ser muy útil para combatir las infecciones parasitarias.

Berberina: La berberina se extrae de muchas plantas diferentes, y se utiliza en la medicina china y en el Ayurveda. Se usa comúnmente para tratar parásitos. (25) Puede encontrar fácilmente suplementos de berberina en línea o en su tienda local de alimentos para la salud.

Propóleo: El propóleo es útil para combatir los problemas gastrointestinales y puede aliviar algunas de las molestias gastrointestinales de una infección parasitaria.

Semillas de calabaza: Considerado un alimento antiparasitario, un estudio chino encontró que las semillas de calabaza eran efectivas en el tratamiento de las infecciones por tenia.

Semillas de papaya:  la combinación de semillas de papaya secadas al aire y miel es prometedora para tratar infecciones parasitarias.

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: