Tengo muchos puntos rojos en la piel. ¿Debo preocuparme?

Las manchas rojas en la piel no son necesariamente un problema de salud, siempre que no nos molesten, piquen o sangren. En estos casos debemos consultar a un especialista. Estoy segura de que, más de una ocasión te has sorprendido al ver estos puntos rojos en tu piel. Aunque suelen aparecer repentinamente, no suelen desaparecer por sí solas. Es habitual que nos preocupemos al verlas y que, de un día para otro, aparezcan otras en nuestra piel.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta un aspecto esencial: los puntos rojos en la piel son angiomas adquiridos, tienen un componente familiar y están generalmente relacionados con el envejecimiento de la piel.

El hecho de que no sean cancerígenos ni tengan nada que ver con el impacto del sol no significa que no debamos vigilarlos o someterlos a revisiones médicas periódicas.

A continuación explicaremos más información sobre los angiomas adquiridos. Sin duda, esta información puede ser de gran ayuda para muchas personas.

Las manchas rojas en la piel suelen aparecer con más frecuencia entre los 40 y los 45 años. Sin embargo, esto no significa que no podamos tener algunos de ellos aislados de la infancia o la adolescencia.

Suelen llamar mucho la atención por su color. El color es muy llamativo y, para muchas personas, es una fea alteración de la piel. Tanto es así que es habitual recurrir a intervenciones para eliminar estas manchas rojas que muchas veces se heredan de nuestros padres.

¿Qué son exactamente los puntos rojos en la piel?

Los puntos rojos en la piel son pequeñas dilataciones capilares resultantes de fallos en el sistema vascular. Suelen aparecer en la zona de los brazos y el pecho.

Los expertos explican que suele ser algo muy parecido a las varices, pero perpendiculares a la piel, en lugar de paralelas a ella, como ocurre en este último caso. Así es como aparecen estas pequeñas formas redondas.

Por otro lado, es necesario aclarar que se trata de tumores benignos. Son simples acumulaciones de células melanocíticas que, a diferencia de las manchas, no suelen evolucionar hacia formas malignas.

¿Debo preocuparme por su aparición?

Repetimos una vez más que los puntos rojos en la piel no son cancerosos. Son tumores benignos, pero hay que controlarlos y vigilarlos cada día.

  • Asegúrese de que no aparecen en grandes cantidades en una zona.
  • Las manchas rojas en la piel no deberían molestarte. Es decir, si le duelen, le pican o le molestan, consulte a su médico.
  • Además, los puntos rojos de la piel no deben sangrar. Si los toca y sangran, consulte a su médico.
  • Observa también su color y su forma. Si en algún momento el color rojo se vuelve oscuro o los bordes se vuelven ásperos o dentados, acuda a un especialista.

¿Qué puedo hacer para eliminarlos?

Aunque no suponen un riesgo para nuestra salud, algunas personas ven estas pequeñas manchas como algo incómodo cada vez que quieren ponerse ropa con escotes o camisetas de tirantes.

Es importante destacar que nunca debemos intentar eliminarlos en casa o de forma casera utilizando remedios naturales. Es peligroso. Sabemos que buscabas un remedio casero para eliminarlos, pero como te digo, no es recomendable, el método que te menciono más abajo es muy eficaz y seguro

Los puntos rojos en la piel pueden medir entre 6 y 7 centímetros, son capilares y por lo tanto nunca debemos intentar extraerlos. Los dermatólogos son los que deben explicarnos las opciones que tenemos para eliminarlas.

Generalmente, se utiliza el láser o un bisturí eléctrico para quemar la mancha roja. De este modo, no volverán a aparecer. Es una técnica segura.

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: