Patata, pepino y avena: la mejor mascarilla casera antiedad para las arrugas de los ojos y más!

Esta mascarilla ayuda a reducir las líneas de expresión, dejando la piel más joven y muy suave. Para que nuestra piel luzca siempre bella y sana, necesita cuidados diarios en cualquier momento de la vida.

Con el paso del tiempo, debido a factores externos como la contaminación, el sol e incluso la edad, empiezan a aparecer arrugas y líneas de expresión. Por ello, es fundamental utilizar cremas y humectantes que ayuden a hidratar y reafirmar la piel. Sin embargo, los productos cosméticos no son tan baratos y por eso muchas personas, tanto mujeres como hombres, no cuidan su piel como deberían.

Afortunadamente, hay varios tratamientos naturales y económicos que pueden hacer el mismo trabajo que los cosméticos. Puedes tener una piel hidratada, tersa y con menos arrugas utilizando, por ejemplo, ingredientes naturales que seguro tienes en casa. Y si no tienes, puedes encontrarlos en cualquier mercado o supermercado.

Siga nuestro canal en Telegram

En este post, vamos a enseñar una mascarilla facial antiedad hecha con patatas inglesas, pepino, avena y aceite de almendras. Todos estos ingredientes tienen propiedades específicas para la salud de la piel y los compruebas ahora.

Beneficios de las patatas para la piel

Las patatas contienen vitaminas A, B1, B2, B5 y C, que ayudan a la producción de colágeno, a la renovación celular y también a la hidratación de la piel. También tiene acción antioxidante, lo que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. Además, la patata es una fuente de ácido fítico, que tiene un mecanismo similar al de la vitamina C en la piel.

Así, actúa como bloqueador de la tirosinasa, lo que disminuye la producción de melanina y aclara las manchas de la piel. Por último, ayuda a reducir la hinchazón alrededor de los ojos, el acné, la inflamación y los hematomas de la piel.

Beneficios del pepino para la piel

El pepino es una fuente de vitaminas A, B1, C, botina, fibra, magnesio y potasio, nutrientes que ayudan en el tratamiento estético. Más información sobre sus efectos cuando se aplica a la piel.

Hidrata la piel
El pepino tiene un 95% de agua, por lo que hidrata la piel en profundidad, evitando la sequedad.

Además, el zumo de pepino contiene propiedades iluminadoras y revitalizantes que dejan la piel radiante.

Previene el envejecimiento prematuro
El pepino tiene ácido cafeico, un antioxidante con propiedades antienvejecimiento. Por lo tanto, ayuda a suavizar las líneas de expresión y protege la piel contra los rayos UV, previniendo el envejecimiento prematuro. Además, al ser rico en antioxidantes y sílice, el pepino es excelente para reducir las ojeras.

Reparador
Gracias al ácido cafeico y a la vitamina C, el pepino ayuda a calmar la irritación, las quemaduras solares y a reducir la retención de líquidos. Como resultado, acelera el proceso de reparación de la piel «dañada» y alivia la inflamación y la dermatitis.

Beneficios de la avena para la piel

La avena es rica en vitaminas B1 y B2, ácidos vénico, salicílico y pantoténico, betaglucanos y una alta concentración de aminoácidos. Estos nutrientes ayudan a estimular la producción de colágeno y elastina, proporcionando elasticidad y firmeza a la piel. Además, la avena aporta hidratación y suavidad, siendo considerada un protector natural de la piel.

Vea lo que la avena puede hacer por su piel.

Elimina las células muertas de la piel
Gracias a sus compuestos astringentes, antioxidantes y minerales, la avena proporciona una limpieza profunda de los poros y mejora la textura de la piel. También reduce los efectos negativos causados por los radicales libres, previniendo las líneas de expresión y eliminando las células muertas de la piel.

Calma la irritación y el picor
La avena no altera el pH de la piel y, por tanto, no provoca reacciones alérgicas. Así, al aplicarlo sobre la piel no sufrirá irritaciones, picores, dermatitis, urticaria y psoriasis. Además, contiene propiedades que ayudan a restaurar la humedad natural de la piel.

Así, previene y alivia la sequedad, las quemaduras y las contusiones. En casos de pequeñas heridas, sus acciones antiinflamatorias y cicatrizantes contribuyen al tratamiento.

Ayuda a combatir el acné
La avena tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes debido a su alto contenido en zinc. Por lo tanto, su uso frecuente en la cara ayuda a reducir el acné, los granos y los puntos negros.

Hidrata la piel
La avena tiene una acción hidratante, especialmente para las pieles sensibles e irritadas. Pero además de favorecer la hidratación, también crea una capa protectora, evitando la sequedad de la piel.

Beneficios del aceite de almendras

El aceite de almendras contiene vitaminas A, B, B1, B2, B6, ácido fólico y arginina, además de ser rico en vitamina E, y se considera un potente antioxidante. Debido a estos nutrientes, es uno de los productos naturales más utilizados en cosmética.

Entre sus principales beneficios para la piel están:

  • Hidrata y suaviza la piel;
  • Recupera la oleosidad natural de la piel;
  • Previene las arrugas y mejora la elasticidad de la piel;
  • Desinflama y alivia las irritaciones de la piel;
  • Hidrata las cutículas;
  • Hidrata las zonas ásperas como los codos, las rodillas y los pies.

Mascarilla facial antienvejecimiento para las arrugas de los ojos y más

Esta mascarilla facial le ayudará a dejar su piel con un aspecto más joven, más suave y a reducir las líneas de expresión.

Ingredientes:

  • 1 patata inglesa (patata pequeña)
  • 1 pepino
  • 2 cucharadas de copos de avena finos
  • 1 cucharadita de aceite de almendras

Consejo: se recomienda el aceite de almendras, pero si no lo encuentras, puedes sustituirlo por aceite de coco, aceite de argán o aceite de oliva virgen extra.

Cómo se hace:

  1. Pele la patata inglesa, rállela, póngala en un colador y exprímala con una cuchara para extraer el jugo.
  2. A continuación, haz el mismo proceso con el pepino, pero no es necesario pelarlo.
  3. Mezclar los dos zumos, añadir la avena y mezclar hasta que se forme una pasta – si es necesario, añadir más avena.
  4. Añadir el aceite de almendras, mezclar bien y aplicar sobre la piel de la siguiente manera
  5. Lávese la cara sólo con agua y un jabón suave; no utilice ningún tipo de exfoliante.
  6. A continuación, aplique la mascarilla por todo el rostro, realizando movimientos circulares.
  7. Utiliza mucho alrededor de los ojos, para prevenir la aparición de patas de gallo.
  8. También puede utilizar esta mascarilla en el cuello, el escote, las manos y los pies.
  9. Déjalo actuar durante 15 minutos y después aclara con agua corriente (no hace falta que te laves) y aplica una crema hidratante de confianza.
  10. Realice este tratamiento diariamente y siempre por la noche antes de acostarse.

Lee esto: Crema Nivea y café: una mezcla eficaz para eliminar arrugas e imperfecciones

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: