¡4 Maneras de ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama y descubre que lo causa!

Aunque no hay una forma segura de prevenir el cáncer de mama, hay varias cosas que puede hacer para reducir la probabilidad de contraerlo. Otros factores, como los antecedentes familiares, también aumentan su riesgo, pero la mayoría de las mujeres que padecen cáncer de mama no lo tienen en la familia.

A continuación, te presento cinco maneras de ayudar a proteger la salud de sus pechos:

1. Vigile su peso.

El sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de cáncer de mama. Esto es especialmente cierto después de la menopausia y para las mujeres que aumentan de peso en la edad adulta. Después de la menopausia, la mayor parte del estrógeno proviene del tejido graso. Tener más tejido graso puede aumentar su probabilidad de contraer cáncer de mama al aumentar los niveles de estrógeno. Además, las mujeres con sobrepeso tienden a tener niveles más altos de insulina, otra hormona.

Los niveles más altos de insulina también se han relacionado con algunos tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama. Si ya tiene un peso saludable, manténgalo. Si tiene un peso extra, intente perderlo. Hay algunas pruebas de que perder peso puede reducir el riesgo de cáncer de mama. Perder incluso una pequeña cantidad de peso – por ejemplo, media libra a la semana – también puede tener otros beneficios para la salud y es un buen punto de partida.

2. Haga ejercicio con regularidad.

Muchos estudios han descubierto que el ejercicio es un hábito saludable para los pechos. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa cada semana.

Las actividades de intensidad moderada están al nivel de una caminata rápida que hace que uno respire con dificultad. Y no lo metan todo en un solo entrenamiento, extiéndanlo a lo largo de la semana.

3. Limite el tiempo que pasa sentada.

Cada vez hay más pruebas de que el tiempo que se pasa sentado aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer, especialmente en el caso de las mujeres.

En un estudio de la Sociedad Americana del Cáncer, las mujeres que pasaban 6 horas o más cada día sentadas cuando no trabajaban tenían un riesgo 10% mayor de padecer cáncer de mama invasivo en comparación con las mujeres que pasaban menos de 3 horas al día sentadas, y un mayor riesgo de algunos otros tipos de cáncer también.

4. Limite o evite el alcohol.

Las investigaciones han demostrado que las mujeres que toman 2 o 3 bebidas alcohólicas al día tienen un 20% más de riesgo en comparación con las mujeres que no beben en absoluto. Incluso las mujeres que beben una copa al día tienen un pequeño (alrededor del 7% al 10%) aumento de riesgo. El consumo excesivo de alcohol también aumenta el riesgo de otros tipos de cáncer.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda a las mujeres no tomar más de una bebida alcohólica en un solo día. Un trago son 12 onzas de cerveza regular, 5 onzas de vino, o 1.5 onzas de licor fuerte.

Los estudios han sugerido que los siguientes alimentos pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama:

  • Verduras de hoja verde, oscuras, como la col rizada y el brócoli
  • Frutas, especialmente bayas y duraznos
  • Frijoles, legumbres, pescado, huevos y algo de carne

Los investigadores han asociado el betacaroteno, que ocurre naturalmente en Vegetales como las zanahorias, con un menor riesgo de cáncer de mama. Los científicos especulan que esto puede deberse a que interfiere con el proceso de crecimiento de las células cancerosas.

Descubre en este video que causa el cáncer de mama y lo bebemos a diario, atención

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: