Eliminar millones de ácaros de tu colchón con este ingrediente que tienes en tu cocina

Una verdad incómoda: cambiar las sábanas con regularidad no es suficiente para mantener limpio el colchón. Es necesario aprender las diferentes técnicas de cómo limpiar su colchón para eliminar los ácaros, las manchas y las bacterias que se acumulan con el tiempo.

Pasamos horas y horas durmiendo a lo largo de nuestra vida, por lo que cuidar el colchón sobre el que descansamos es fundamental.

Eliminar los ácaros del colchón

No basta con que un colchón sea cómodo, sino que también debe ser altamente higiénico. Mantener el colchón limpio debe ser una de las prioridades en casa. Si podemos mantener un colchón limpio, no sólo tendremos un sueño mucho mejor, sino también calidad de vida.

Consulte los siguientes consejos y trucos de oro para mantener el colchón en buen estado durante todo el año

En cuanto aparezca una mancha en el colchón, debemos limpiarla inmediatamente para que el líquido no penetre profundamente en la fibra. Si se ha derramado algo sobre el colchón, lo primero es limpiarlo con una esponja o paño con un poco de producto antimanchas.

Ácaros

Además de los productos de limpieza convencionales, hay otros remedios caseros que también le ayudarán a eliminar las manchas difíciles.

MIRA ESTO
Elimina las cucarachas de tu casa de forma efectiva y definitiva

1- Agua de soda y bicarbonato de sodio contra el sudor.

El bicarbonato de sodio es un auténtico multitalento y elimina incluso las manchas de sudor del colchón.

Añade unos litros de agua y una cucharada de bicarbonato de sodio y déjalo reposar durante unos 30 minutos. Remover y dejar actuar de 1 a 2 horas. Cuando haya pasado el tiempo, aclare con agua.

2- Alcohol puro contra las manchas de moho.

Si hay algo de moho en el colchón, pero no es muy pronunciado, es el momento de salvarlo. Añadir alcohol puro a las zonas donde se encuentra el problema.

Esto hará que la mancha se disuelva y desaparezca por completo. Como el alcohol se evapora con relativa rapidez, tendrá que repetir este paso varias veces para eliminar completamente todas las esporas de moho.

Consejo: Después de realizar esta limpieza, tenga cuidado de no dejar algo húmedo en el colchón durante mucho tiempo, ya que podría crear más moho.

3- Manchas de orina o café, límpialo con zumo de limón o vinagre

Primero limpia la mancha con un paño y agua. A continuación, vierta un poco de zumo de limón o vinagre sobre el colchón y déjelo actuar durante unos minutos.

Pasado el tiempo, frota muy bien las manchas y después con agua para quitar el exceso de zumo de limón o vinagre que haya podido quedar en el colchón.

Cómo limpiar los ácaros de los colchones

Para acabar con los ácaros del polvo en su colchón, no siempre es necesario recurrir a tratamientos químicos. Todo lo contrario.

Una de las formas más fáciles de evitar la proliferación de ácaros e incluso de moho en la casa es rociar bicarbonato en el colchón de esta manera: Para limpiar y desinfectar su colchón con bicarbonato, debe elegir el procedimiento adecuado. Ahora lo describiremos en detalle.

MIRA ESTO
El poder oculto del agua oxigenada: ¡Trucos caseros que te dejarán sin palabras!

El procedimiento es el siguiente:

eliminar acaros colchon

Con un aspirador, aspire a fondo todo el colchón, incluidos los laterales y la parte inferior. A continuación, esparce bicarbonato de sodio sobre el colchón utilizando un colador de cocina. Una vez que lo hayas esparcido, déjala durante unas horas y luego aspírala.

Lee esto: Descubre Cómo Destapar los Oídos de un Modo muy Fácil y Natural

También puedes dejarlo en el colchón, pero esto depende de si te molesta o no. Por último, tienes que refrescar un poco el colchón, así que añade unas gotas de tu aceite esencial perfumado favorito a una botella de spray con agua y rocía el colchón con él.

Eso es todo. Si haces esto al menos una vez al mes, pronto verás que tu colchón está limpio y fresco.

Tus Remedios Caseros
El contenido presentado en TusRemediosCaseros.vip se brinda exclusivamente con fines educativos e informativos. No reemplaza las recomendaciones de profesionales médicos, tratamientos o diagnósticos. No ignores ni tomes decisiones sobre tu tratamiento sin antes consultar a tu médico, ni postergues la atención médica recomendada por información leída en este sitio web.