¡Remedio para tratar vértigo, lupus, fibromialgia, artritis, fatiga crónica, problemas de tiroides y mucho más!

Algunos de los principales beneficios del té de tomillo incluyen el alivio de los calambres menstruales, el alivio de la indigestión, la promoción de la fuerza cognitiva, la ayuda para dormir, la prevención de infecciones, el fortalecimiento del sistema inmunológico, la protección contra las enfermedades crónicas y la curación de las condiciones respiratorias.

En cuanto a los efectos secundarios, el té de tomillo debe ser evitado por cualquier persona alérgica a las plantas de la familia de la menta, las Lamiaceae. Además, el consumo excesivo de té de tomillo puede provocar náuseas o vómitos, así como erupciones cutáneas y una disminución de la frecuencia cardíaca. Sin embargo, cuando este saludable té se consume en cantidades normales y moderadas, sus efectos positivos para la salud deberían superar con creces los negativos.

¿Qué es el té de tomillo?

Esta hierba es una hierba de jardín común, es bastante fácil de cultivar, y se utiliza ampliamente en aplicaciones culinarias debido a su sabor y aroma únicos cuando se cocina. También ha formado parte de las tradiciones medicinales durante miles de años y tiene una serie de potentes ingredientes activos que la convierten en un poderoso remedio herbal.

El ingrediente activo, el timol, es un poderoso antioxidante, y el té también cuenta con algunos otros compuestos únicos que le dan una gama de efectos tan impresionante.

Beneficios para la salud del té de tomillo

El té de tomillo ofrece bastantes beneficios a las personas que sufren enfermedades crónicas, infecciones respiratorias, obesidad, tensión muscular, calambres menstruales, insomnio, demencia, malestares estomacales y estreñimiento, entre muchos otros. Esto se debe a los altos niveles de vitamina C, vitamina A, cobre, hierro, manganeso, potasio, fósforo, carvacrol, piridoxina y numerosos y potentes compuestos antioxidantes.

¿Cómo preparar el té de tomillo?

Puede preparar su propia tanda de té de tomillo en casa con nada más que limón, miel y un puñado de tomillo. Si ha cultivado su propio tomillo en el jardín de su casa, necesitará secarlo antes de preparar el té de tomillo. Cortar los tallos y lavarlos bien, secarlos, y luego atarlos en un pequeño paquete y colgarlos boca abajo.

El tomillo tardará unas dos semanas en secarse completamente. En ese momento, será fácil quitar las hojas secas de tomillo; puede triturarlas en un fino polvo de té, o dejarlas enteras para ser usadas en su preparación.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de hojas de tomillo seco
  • 2 tazas de agua (filtrada)
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 rodaja de limón

Preparación:

Paso 1 – Hierve el agua y luego baja el fuego a fuego lento.

Paso 2 – Añadir las hojas de tomillo seco y cubrir la olla.

Paso 3 – Deje que la mezcla se empape durante unos 5 minutos.

Paso 4 – Retire del fuego, deje enfriar durante 1-2 minutos.

Paso 5 – Colar el té en una taza, añadir la miel y la rodaja de limón (si se desea) y disfrutar!

¡Mira más información en este video!

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: