Aprende a eliminar los puntos negros de la nariz con estas recetas caseras

Entiende de una vez por todas cómo aparece este problema cutáneo y las mejores recetas caseras para evitar su proliferación

¿Quién no ha sufrido alguna vez con los incómodos puntos negros en la zona de la nariz? Aunque son muy comunes, saber cómo eliminar los puntos negros de la nariz requiere algunos cuidados específicos, sobre todo para quienes tienen la piel grasa. Se forman por un aumento de la grasa producida en las glándulas de la piel y por la obstrucción de los poros por los que debería salir este sebo. Cuando el cuerpo produce demasiada queratina, estos pequeños agujeros se obstruyen, bloqueando la salida de la sustancia.

¿Qué son los puntos negros?

Según la dermatóloga Carolina Guio, en contra de lo que la mayoría de la gente piensa, los puntos negros no son suciedad: «Son lesiones no inflamatorias que aparecen en la piel con una abertura más amplia de lo normal porque están obstruidos y dilatados por tapones, que están formados por la secreción sebácea y las células que se desprenden de la piel».

Estas pequeñas manchas pueden aparecer en todo el cuerpo, sin embargo, están más presentes en la región T de la cara, que abarca la frente, el entrecejo y la nariz.

Remedios caseros para eliminar eficazmente los puntos negros de la nariz

Primero paso: Al vapor

La primera parte del proceso consiste en suavizar la piel y dilatar los poros. Para ello, utilizamos la técnica de vaporización. Su elaboración es muy sencilla, basta con tomar un baño caliente, antes de aplicar el exfoliante casero, o permanecer de 5 a 10 minutos con la cara cerca de una palangana de agua caliente.

Segundo paso: Limpieza facial

Antes de iniciar la eliminación de los puntos negros, es importante tener la piel limpia, sin presencia de células muertas ni hongos. Para ello, es importante hacer un exfoliante casero y para ello puedes utilizar café en polvo.

Tercer paso: Exfoliante de café

Gracias a la cafeína, que tiene acción antioxidante y vasoconstrictora, la zona donde se aplique obtendrá una mayor circulación sanguínea.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de café en polvo
  • 1 cucharada de aceite de oliva o agua

Cómo se prepara:

Mezclar en un recipiente el café en polvo y el aceite de oliva o el agua. Después de formar la consistencia de una pasta, sólo hay que aplicarla en la cara masajeando bien, especialmente en las zonas de la cara con más puntos negros. Déjalo actuar durante 5 minutos y lávate la cara.

Ahora que ya estamos listos con nuestra piel bien limpia pasemos a la eliminación de puntos negros en la nariz

Tras la exfoliación, los poros ya están dilatados y se han eliminado las impurezas superficiales. Pero antes de pasar al siguiente paso y aplicar la mascarilla, utiliza dos trozos de algodón húmedo para apoyar los dedos índices y con la ayuda de ellos, elimina los puntos negros grandes y visibles. De esta manera no dañas la piel con las uñas y dejas la región libre para recibir la hidratación.

Cuarto paso: Máscara de gelatina

Este producto crea una capa que se infiltra en los poros y se puede eliminar después de unos minutos. Es uno de los más indicados para quienes están aprendiendo a eliminar los puntos negros de la cara.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de gelatina sin sabor
  • 1 cucharada de leche desnatada

Direcciones:

Mezclar la gelatina sin sabor y la leche desnatada. Ponerlos en el microondas durante 10 segundos hasta que se disuelvan. Cuando esté caliente, aplique la mascarilla en su cara y déjela secar de forma natural. Por último, sólo hay que tirar de la capa de máscara seca, que se forma en la cara y lavarla bien.

Quinto paso: Astringente natural

Para finalizar el proceso, evitando que la piel quede expuesta tras la eliminación de los puntos negros, es habitual aplicar un astringente en la región. El preparado tiene la función de cerrar los poros, calmar la piel, equilibrar el PH, controlar la oleosidad y eliminar las impurezas.

Té verde

Ingredientes:

  • 100 gramos de té verde
  • 500 ml de agua filtrada

Cómo se prepara:

Mezclar el té verde con el agua filtrada a temperatura ambiente. Después de que la mezcla haya reposado durante unas dos horas, aplíquela sobre la piel con un algodón, realizando movimientos circulares. Dejar actuar durante 15 minutos.

En caso de que algunos puntos negros persistan en la piel, realice el procedimiento dos o tres veces por semana hasta que se eliminen por completo.

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: