¡Drenaje linfático casero con desatascador!

El drenaje linfático domiciliario es una técnica de masaje que actúa sobre el sistema linfático ayudándole a trabajar rápidamente.

La técnica se desarrolló en 1932 y luego se hizo popular entre las personas que estaban aprendiendo las mejores formas de aplicarla, conociendo los beneficios y mejorando la técnica a lo largo de los años.

Ven a conocer todo sobre el drenaje linfático y cómo hacerlo en casa.

Cómo hacer un drenaje linfático en casa

Para aplicar el drenaje linfático domiciliario, debes conocer la forma correcta de realizar los movimientos y empezar a entender qué es la linfa.

La linfa es un líquido que se encuentra en los ganglios linfáticos y es viscoso e incoloro, contiene residuos y toxinas, la verdadera función del drenaje linfático casero es eliminar el líquido que se acumula entre las células y eliminar los desechos metabólicos, esto se hace mediante movimientos específicos a eliminar.

Si se siente mal, cansado o no está dispuesto a realizar algunas actividades, quizás sea el momento de empezar a analizar mejor su cuerpo.

Lo más común es buscar un cardiólogo y hacer un chequeo general, el problema es cuando no se encuentra nada en los exámenes y todo está en orden, en este caso quizás sea el momento de realizar un drenaje linfático domiciliario para eliminar toxinas.

El drenaje linfático casero no es doloroso y puede ser un aliado de la estética y la medicina, dándole más disposición a tu vida.

Drenaje linfático casero con desatascador

El émbolo del fregadero ejerce una presión intrínseca dentro del ganglio eliminando las toxinas acumuladas, los puntos principales para trabajar en casa son la ingle, las axilas y el estómago.

Para realizar el drenaje en casa debes aplicar la presión del émbolo con el cuerpo mojado solo con agua, preferiblemente a la hora del baño antes de secarte.

El cuerpo debe estar húmedo para que el émbolo pueda hacer un vacío en la piel.

Estómago:

Haz movimientos en el estómago como si estuvieras literalmente destapando el fregadero de la cocina, presionando hacia adentro y hacia afuera de 5 a 10 veces, este proceso eliminará las toxinas acumuladas en los nodos.

Ingle:

Realiza movimientos relativamente rápidos en la ingle, los movimientos se deben hacer 10 veces, en cada ingle, todos los días, recordando que la presión debe hacerse con el cuerpo mojado solo con agua, no se puede usar crema.

Axila:

Un dato muy importante en el drenaje linfático domiciliario en la axila es que previene el cáncer de mama, realiza movimientos en las axilas, 10 veces en cada una.

Cara (con los dedos):

Para drenar el rostro debes hacer movimientos de abajo hacia arriba yendo desde la parte superior de la mejilla hacia arriba alrededor de los ojos, haz este movimiento 10 veces.

El drenaje linfático casero es muy práctico y se puede realizar con mucha facilidad, haz la punta de arriba a diario y siente, desde los primeros días, la agradable sensación.

🚨Aviso🚨

Los remedios que encontrarás en esta página son para fines informativos y/o educativos. Nuestros posts o historias no son un sustituto de consejos médicos profesionales, diagnósticos o tratamientos.

¿Aún no te unes a nuestro canal de Telegram? Únete y recibirás diario, remedios naturales y consejos saludables GRATIS. Toca el botón para unirte ahora mismo: