Beneficios de las patas de pollo: descubre por qué no debes tirarlas

Las patas de pollo son una fuente rica y económica de proteína y colágeno, pero a menudo son pasadas por alto en la cocina occidental.

En la cocina asiática, las patas de pollo son un ingrediente popular y se utilizan en una variedad de platos. En este artículo, compartiremos con ustedes tres recetas saludables de patas de pollo que son fáciles de hacer en casa y que son deliciosas y nutritivas.

Aquí están algunos de los beneficios de comer patas de pollo para el cuerpo:

  • Acelera la curación de las heridas
  • Hace que el sistema inmunológico sea más fuerte
  • Además, eleva la fuerza de las articulaciones y los huesos frágiles
  • Ayuda a que las encías sean más sanas
  • Ayuda a mantener la salud de las uñas
  • Además, reduce la presión sanguínea
  • Ayuda a mantener el equilibrio de las hormonas
  • Supera los problemas digestivos
  • También ayuda a que te veas más joven
  • Tiene la capacidad de rejuvenecer la piel
  • También puede reducir el estrés.

Uno de los sorprendentes beneficios para la salud de las patas de pollo se debe a su colágeno.

En un estudio que ha sido realizado por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Chung-Hsing en Taiwán, ha revelado que la pata de pollo contiene una alta cantidad de colágeno.

Patas de pollo

Otro de los beneficios para la salud de comer patas de pollo es mantener la salud de las articulaciones y reducir el riesgo de tener huesos frágiles. Los problemas de las articulaciones y los huesos quebradizos ocurren comúnmente en las personas mayores.

Esto sucede porque el cuerpo no tiene suficiente capacidad para absorber el calcio adecuadamente. Por lo tanto, el consumo de las patas de pollo mientras se es joven hará una gran diferencia más pronto.

Las patas de pollo están compuestas de piel, tendones y hueso. Están llenas de proteínas, calcio, cartílago e incluso colágeno que pueden ser absorbidos sin esfuerzo por el cuerpo.

MIRA ESTO
¡Descubre cómo limpiar los oídos tapados en segundo con estos remedios caseros!

La nutrición es extremadamente importante para hacer la estructura del hueso más fuerte, así como para prevenir la pérdida de hueso en los ancianos.

Receta 1: Sopa de patas y jengibre

Sopa de patas de pollo

La sopa de patas y jengibre es una receta tradicional china que se utiliza a menudo como remedio para resfriados y gripe.

También es rica en colágeno y proteína, lo que la convierte en una excelente opción para aquellos que buscan aumentar su ingesta de proteínas.

Ingredientes:

  • 4 patas de pollo
  • 1 trozo de jengibre fresco (aproximadamente del tamaño de su pulgar)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 8 tazas de agua
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

1- Limpie las patas y retire las uñas y la piel.

2- En una olla grande, coloque las patas, el jengibre, la cebolla y los dientes de ajo.

3- Cubra con agua y lleve a ebullición.

4- Reduzca el fuego y deje cocinar a fuego lento durante 3-4 horas, o hasta que la carne se desprenda fácilmente de los huesos.

5- Retire las patas de la olla y deshuéselas. Vuelva a colocar la carne en la sopa y sazone con sal y pimienta al gusto.

¡Y listo! Sirva caliente y disfrute de esta deliciosa sopa de patas de pollo y jengibre.

Receta 2: Ensalada de patas de pollo: una opción saludable y deliciosa

Ensalada de patas de pollo

Si estás buscando una opción saludable y deliciosa para incluir en tu menú, la ensalada de patas de pollo es una excelente alternativa.

Además de ser rica en proteínas, esta ensalada es baja en calorías y contiene una gran cantidad de nutrientes esenciales para tu organismo.

Para preparar esta receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 patas de pollo
  • 1 lechuga
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 tomate
  • 1/2 pepino
  • 1/4 taza de cilantro fresco
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

1- Para comenzar, debes cocinar las patas de pollo en agua con sal y pimienta durante 45 minutos o hasta que estén bien cocidas. Una vez listas, debes retirarlas del agua y deshuesarlas.

2- Mientras tanto, lava y corta la lechuga en trozos pequeños y colócala en un tazón grande para ensalada.

MIRA ESTO
Como hacer queso fresco con yogur y limón

3- Agrega la cebolla cortada en rodajas finas, el tomate picado en cubos pequeños y el pepino pelado y cortado en rodajas.

4- Luego, agrega las patas de pollo deshuesadas y cortadas en trozos pequeños. Mezcla bien todos los ingredientes.

5- Para el aderezo, mezcla en un recipiente el jugo de un limón, tres cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Vierte la mezcla sobre la ensalada y mezcla bien.

6- Por último, agrega el cilantro fresco picado y mezcla nuevamente. Sirve la ensalada fría y disfruta de su delicioso sabor y textura.

Esta ensalada de patas de pollo es una excelente opción para aquellos que buscan una alternativa saludable y deliciosa en su dieta.

Además, es fácil de preparar y contiene una gran cantidad de nutrientes esenciales para tu organismo.

3- Receta de patas de pollo guisadas: una receta deliciosa y reconfortante

Patas de pollo guisadas

Las patas de pollo guisadas son una receta clásica de la cocina latina que se ha transmitido de generación en generación. Esta deliciosa preparación es perfecta para disfrutar en días fríos o para compartir en familia en una reunión especial.

Para preparar esta receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 6 patas de pollo
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 2 tallos de apio
  • 1 pimiento verde
  • 1/4 taza de cilantro fresco
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

1- Comienza cortando las cebollas, el ajo, las zanahorias, el apio y el pimiento en trozos pequeños. Reserva.

2- En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio-alto. Agrega las patas de pollo y cocínalas hasta que estén doradas por todos lados. Retira las patas de la olla y resérvalas.

3- En la misma olla, agrega las verduras picadas y cocina durante 5 minutos o hasta que estén suaves. Agrega la salsa de tomate y el caldo de pollo y mezcla bien.

4- Regresa las patas de pollo a la olla y cubre con la mezcla de tomate y verduras. Agrega sal y pimienta al gusto y mezcla bien.

5- Tapa la olla y cocina a fuego lento durante 45 minutos o hasta que las patas de pollo estén bien cocidas y la salsa haya espesado. Si es necesario, agrega un poco más de caldo de pollo para evitar que la salsa se seque.

MIRA ESTO
¡Remedios caseros para la acidez estomacal!

6- Una vez listo, sirve las patas de pollo guisadas calientes y espolvorea el cilantro fresco picado por encima.

Esta receta de patas de pollo guisadas es una opción deliciosa y reconfortante para disfrutar en cualquier ocasión. Además, es fácil de preparar y los ingredientes son muy accesibles.

¿Es bueno comer patas de pollo?

Comer patas de pollo puede ser beneficioso para la salud debido a su alto contenido de colágeno. El colágeno es una proteína que ayuda a mantener la elasticidad y la firmeza de la piel, lo que puede contribuir a una apariencia más joven y saludable. Además, las patas de pollo también contienen nutrientes como el calcio y el magnesio, que son esenciales para la salud ósea.

Además del contenido de colágeno, las patas de pollo también son una buena fuente de proteína magra. La proteína es esencial para la reparación y regeneración de los tejidos, incluyendo la piel, y ayuda a mantener un sistema inmunológico fuerte. Al incluir las patas de pollo en tu dieta, estás obteniendo una fuente natural de proteínas que puede ayudar a mantener tu cuerpo sano y fortalecido.

  • Las patas de pollo también son ricas en glucosamina, un compuesto que puede ayudar a mantener las articulaciones sanas y flexibles.
  • Además, son una fuente de hierro, que es esencial para transportar el oxígeno en el cuerpo y prevenir la fatiga y la debilidad.
  • Las patas de pollo también contienen colágeno tipo II, que se ha demostrado que ayuda a reducir la inflamación en las articulaciones y a aliviar el dolor asociado con enfermedades como la artritis.

Incluir patas de pollo en tu dieta puede ser beneficioso para la salud en general. Su contenido de colágeno, proteínas y otros nutrientes esenciales puede ayudar a mantener una apariencia más joven y saludable, fortalecer los huesos y las articulaciones, y promover un sistema inmunológico fuerte. ¡Así que no dudes en disfrutar de este delicioso y nutritivo alimento!

Tus Remedios Caseros
El contenido presentado en TusRemediosCaseros.vip se brinda exclusivamente con fines educativos e informativos. No reemplaza las recomendaciones de profesionales médicos, tratamientos o diagnósticos. No ignores ni tomes decisiones sobre tu tratamiento sin antes consultar a tu médico, ni postergues la atención médica recomendada por información leída en este sitio web.